¿Sabían que no todo lo light es bajo en calorías?

Muchas personas creen que comer todo light o restringir algunos alimentos, los va a ayudar a bajar de peso. Si van por ese camino déjenme decirles que están errados. Primero debemos saber la diferencia entre light y diet. Muchos piensan que si el producto es light, diet o simplemente porque ven la etiqueta verde creen que es bajo en calorías y por ende lo consumen desmedidamente, debemos aprender que no siempre es así. Muchos productos son light, sin embargo contienen las mismas calorías o más que el producto original. Según el CAA (código alimentario argentino), los productos “light” son aquellos en los cuales se logró reducir un 25% de alguno de sus componentes, es decir simplemente hay menos cantidad de ese componente. Por ejemplo, un dulce de leche, puede estar reducido en grasas, pero compensado en azucares, por lo que terminan teniendo el mismo valor calórico que el dulce de leche original. Es decir, no todo lo light es bajo en calorías. Ahora bien, vamos por los productos “diet”, son aquellos que son modificados en su composición con intenciones de satisfacer necesidades nutricionales. Por ejemplo, los alimentos libres de gluten para celiacos, son alimentos diet, porque cumplen una función nutricional específica y es un producto modificado. Otro ejemplo es el chocolate para diabéticos, son modificados en sus azucares y sin embargo puede estar elevado en grasas, por lo que lo hace más calórico que el producto original. Y un producto “bajo en calorías” se refiere a los alimentos que tienen alrededor del 50% menos de calorías que el de referencia. Esto se logra reduciendo o sustituyendo alguno de sus componentes, por ejemplo, se reemplazan hidratos de carbono (azúcares) por edulcorantes o se reduce el aporte de grasas, se cambian métodos de cocción por ejemplo se utiliza cocción al horno en remplazo de fritos, también se utiliza al vapor, hervido, etc. En el caso de los alimentos naturales, los frutos del bosque como la frutilla, frambuesa, mora, arándano, entre otros, tienen menos calorías que el promedio general. Una vez que ya entendemos la diferencia entre light y diet, debemos aprender a no llevarnos por el marketing, ni las publicidades, o pensar que un paquete verde significa bajo en calorías, debemos aprender a seleccionar, leer los rotulados y administrar nuestro dinero, eligiendo alimentos saludables que nos aporten un beneficio y no solamente gastar dinero para decir yo como light y abusar el consumo del mismo. Todo tiene que ver con la psicología de nuestra conducta, porque comer todos los días alimentos light, gaseosas, edulcorantes, quesos, etc. no necesariamente vamos a bajar de peso, debemos controlar la porción y saber elegir, si tenemos bebidas light, optar por agua con gas o sin, moderar el consumo de azucares, elegir una fruta antes que un alimento procesado, por más que diga light. Los excesos no son buenos, aprendamos a elegir y medir nuestra porción.

Más Novedades

¿Querés cambiar y mejorar tus hábitos?