¿Si dejo de comer carbohidratos bajo más rápido de peso?

Hoy, en la televisión, revistas, publicidades, muchos famosos hacen referencia a este tema, dicen hacer dietas sin hidratos y exhiben sus cuerpos esbeltos y marcados a base de esta dieta. Quiero aclarar y trasmitir un poco de educación nutricional, para arrancar, todos los macronutrientes tantos carbohidratos, proteínas y grasas aporta calorías. 100 g. de hidratos de carbono aportan 4 kcal, al igual que las proteínas. Y 100 g. de grasas aportan 9 kcal. Cada macronutriente tiene una función específica, para que todos podamos entender, los hidratos de carbono se dividen en simples: se encuentran en el azúcar de mesa y en todos sus derivados como chocolate, bebidas azucaradas, mermeladas, alimentos ultraprocesados y también en la miel. Los hidratos de carbono complejos: son aquellos alimentos que son fuente de almidón como el arroz, las pastas, legumbres y todos sus derivados, también como la papa, la batata. ¿Qué hacen los hidratos de carbono? Nos aportan energía para que nuestro organismo pueda funcionar, es nuestro combustible, incluso cuando hacemos actividad física debemos consumir carbohidratos, el cual nos va a proveer energía, de lo contrario el cuerpo va a sacar energía de los músculos y así nunca vamos a poder aumentar nuestra masa muscular. Otra función que nos brinda los carbohidratos es alimentar nuestro cerebro a través de glucosa. Entonces ¿qué pasa cuando suprimimos este macronutriente en nuestra dieta? El cuerpo necesita de esta energía, al no tenerla comienza a obtenerlo por el glucógeno hepático (es nuestra reserva de glucosa del hígado) y cuando se agota, empieza a obtenerlo de la masa muscular, la cual es rica en agua. Por lo tanto ¿qué sucede? Se producen perdidas rápidas de agua, glucógeno y musculo, pero no de grasa. Y al volver a consumir hidratos se produce el efecto rebote. ¿Por qué se produce este efecto? Porque nuestro cuerpo trabaja como una máquina y al no tener combustible para que funcione, al ingerir carbohidratos lo acumula ahorrando para cuando no haya y lo almacena en forma de grasa. Y es ahí donde se produce el aumento de peso. Nuestro organismo necesita 50-60% de hidratos de carbono, claro que si consumimos en exceso vamos a subir de peso, como todo exceso es malo, pero debemos moderar su consumo y recurrir a nuestro nutri de confianza para que nos enseñe a equilibrar nuestra alimentación. No tenemos que suprimir ningún nutriente, recuerden que los hidratos son nuestro combustible, a no temerle y consumir con moderación.

Más Novedades

¿Querés cambiar y mejorar tus hábitos?